Descubre si podrás beneficiarte del nuevo bono social en tu factura de la luz

El Gobierno avanza en los requisitos del nuevo bono social eléctrico, lo que permitirá que unos 2,5 millones de hogares se beneficien de un descuento del 25% en su factura de la luz. En el borrador del Ministerio de Energía se establecen criterios de renta familiar para acceder a la ayuda y se crean nuevas categorías como la de consumidor vulnerable severo y la de los hogares en riesgo de exclusión social. Se mantiene la deducción para las familias numerosas sin límites de renta.

El Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital espera el informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) para aprobar el borrador del Real Decreto sobre el bono social de la electricidad. Esta normativa vuelve a establecer los criterios para que los colectivos más desprotegidos se beneficien de un descuento del 25%, como mínimo, en el recibo de la electricidad en sus hogares, siempre que estén acogidos a la tarifa regulada de la luz (PVPC) y lo soliciten.

Publicidad

El Ejecutivo se ha visto forzado a reformular esta ayuda tras la sentencia del Tribunal Supremo, que dio la razón a las grandes compañías eléctricas el pasado año. Estas reclamaron que eran las únicas que subvencionaban el costo de este bono social, que asciende a unos 200 millones de euros. El bono social se aplica desde 2009 y ya ha sufrido dos sentencias desfavorables en los tribunales.

Hasta ahora, los principales beneficiarios del bono social eran los consumidores que tenían una potencia contratada inferior a los 3 kw, las familias numerosas o los hogares con todos los miembros en paro.

El cambio normativo fija ahora las subvenciones a los consumidores vulnerables a partir de términos de renta de la unidad familiar, tomando como referencia al Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM):

  • Unidad familiar sin menores a cargo que tenga una renta anual menor o igual a 1,5 veces el IPREM.
  • Unidad familiar con un menor a cargo que tenga una renta anual menor o igual a 2 veces el IPREM.
  • Unidad familiar con dos menores a cargo que tenga una renta anual menor o igual a 2,5 veces el IPREM.

Los hogares con víctimas de violencia de género, víctimas del terrorismo y los hogares con algún miembro con una discapacidad superior al 33% verán incrementados en 0,5 veces el IPREM para pedir las ayudas.

Junto a ellos, también podrán acogerse todas las familias numerosas, sin límites de renta, y aquellas familias en las que uno de los miembros sea pensionista, percibiendo la cuantía mínima.

Se amplía los plazos para evitar cortar el suministro

El borrador incluye dos nuevas categorías: la de consumidor vulnerable severo y para aquellas familias en riesgo de exclusión social, que son atendidos por los servicios sociales municipales o autonómicos. Para los primeros, el descuento en la factura de la luz asciende hasta el 40%, mientras que los segundos podrán optar a una factura gratuita uniendo las ayudas autonómicas y estatales. Además, no se les podrá suspender el suministro eléctrico.

Los consumidores vulnerables y vulnerables severos amplían el plazo para poder suspenderles el suministro en caso de impago de dos a cuatro meses.  Además, se refuerzan los procesos de información a los consumidores si no pagan la factura: a los dos requerimientos previos hay que unir el aviso en el momento del impago y 15 días antes de cortar el suministro.

El Gobierno pide a las administraciones autonómicas mejorar el control de las familias que puedan sufrir cortes de suministro para evitar estar en riesgo de exclusión social.

El Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital calcula que solo el 45% de los hogares con derecho al bono social se acogerán a esta ayuda. El borrador contempla un presupuesto de 236 millones de euros

No hay comentarios.

Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *